Existen otros caminos que llegan a la ciudad compostelana por el sur de la península. En la época romana, Mérida y Astorga estaban comunicadas por una calzada que se conoce como la Vía de la Plata. Esta ruta resultó de vital importancia para el colectivo mozárabe, ya que la empleaban como vía de escape, además de como ruta de peregrinación a Santiago, originando así el Camino del Sureste-Vía de la Plata. 

A nivel patrimonial y cultural esta ruta cuenta con una trascendencia turística que va mucho más allá de su papel como Camino de Santiago. El origen histórico de la Vía tiene que ver con la comunicación, ya de la época romana, entre Mérida y Astorga y, por tanto, entre el norte y el sur de la península (realidad que sigue muy vigente). Se erige en testigo del paso de los siglos. Resulta evidente que en tiempos de Al Andalus esta ruta fue muy importante para el colectivo mozárabe, población cristiana que habitaba en la parte musulmana de la península y que empleaba este itinerario como vía de escape y ruta de peregrinación a Santiago. Por tanto, el Camino de Santiago del Sureste está formado, en sus orígenes, por la llamada Vía de la Plata. A pesar de eso, en Zamora cabe la posibilidad de coger otro desvío hasta Ourense.

El camino en la provincia

En la provincia de A Coruña, el Camino del Sureste recorre los municipios de Vedra, Boqueixón y Santiago de Compostela. En el primero de ellos, se aprecia la impresionante vista de Ponte Ulla. Respeto al ayuntamiento de Boqueixón, está el Pico Sacro, espacio muy ligado a la historia del Apóstol Santiago que además resulta ser un espacio natural protegido. El Pico Sacro ofrece unas vistas privilegiadas de la zona, incluida la Catedral. Sin él, no se entiende parte de la esencia del Camino del Sureste, se trata de un área muy ligado a la historia del Traslatio del Apóstol Santiago. 

Ya en la propia ciudad de destino, antes de asistir a la permanente exhibición de arte que suponen las construcciones de la Praza das Platerías, de la Praza do Obradoiro o la misma Catedral de Santiago, el peregrino pasa por recursos como el Convento de las Mercedarias (datado del siglo XVII) o la Plaza de la Universidad (con atractivos muy llamativos, como la Iglesia da Compañía).

 

Etapa: Vedra -  Santiago de Compostela. 20km

Qué visitar

El Ayuntamiento de Vedra está situado en una zona de importantes pazos como el de Santa Cruz de Rivadulla, barroco, famoso por su plantación de camelias y por su bosque de olivos centenarios. Este entorno está abierto al público y es de visita muy recomendable.

Ya en Boqueixón, el Pico Sacro de 530 m. de altitud, es sin duda un lugar cargado de mitología donde se puede visitar la capilla de San Sebastián, originaria del s. IX y desde el que se puede disfrutar de unas impresionantes vistas a vista de pájaro.

Ya llegando a Compostela encontramos la Colegiata de Santa María del Sar, iglesia románica que cuenta con los restos de su claustro del s. XII, por la que sigue la antigua calzada romana del Sar, que nos lleva al alto del Monte Gaiás, donde se encuentra la Cidade da Cultura de Galicia, una obra del arquitecto Peter Eisenman.

Ayuntamientos por los que pasa la ruta:

Ayuntamiento de Vedra

Ayuntamiento de Boqueixón

Ayuntamiento de Santiago de Compostela

 

Más información sobre el Camino del Sureste-Vía de la Plata, aquí