Patrimonio inicia los trámites para declarar BIC el museo Carlos Maside en Sada

La declaración de BIC del museo Carlos Maside plasma el compromiso del Ayuntamiento, que anunciara medidas para poner en valor tanto el edificio de las Cerámicas del Castro como el valor artístico, cultural e histórico que atesora, fundamental para la dinamización turística y económica de Sada
Fábrica de Sargadelos en O Castro, Sada
Fábrica de Sargadelos en O Castro, Sada
A Coruña e As Mariñas » Sada
Lunes, 5 Marzo, 2018

La Consellería de Cultura a través del secretario xeral, Anxo Lorenzo, ha iniciado los estudios previos necesarios para proceder a la incoación de la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para el museo Carlos Maside “debido al carácter singular para nuestro patrimonio cultural”.

El complejo industrial de Cerámicas del Castro inició sus actividades en 1949. Cerca de un castro celta en el ayuntamiento de Sada se levantó la primera fábrica de la nueva Sargadelos, en la que se volvieron a producir cerámicas hechas con las tierras del norte lugués. La fábrica fue creada por el intelectual, artista y empresario galleguista, Isaac Díaz Pardo. En 1960 se construye una nueva planta incorporando a su producción diseños entroncados con motivos abstractos geométricos tomados del románico y del barroco gallego o las formas que, de algún modo, guardan un paralelismo con el simbolismo formal del arte románico. En 1963, Cerámicas del Castro y el Laboratorio de Formas firman un convenio para la creación del museo Carlos Maside, Ediciós del Castro y otras instituciones ideadas para trabajar en la recuperación de la memoria histórica de Galicia.

El museo Carlos Maside se inauguró en 1970 como un centro cultural vivo donde reunir parte de la plástica gallega contemporánea. En su colección permanente se exhiben obras de Francisco Lloréns, Castelao, Bonome, Laxeiro, Xulia Minguillón, Lugrís, Seoane, Francisco Asore, Xosé Frau, Maside o Colmeiro. El edificio proyectado por Andrés Fernández-Albalat, se compone de varios volúmenes de forma hexagonal y diferentes alturas, unidos, formando un original conjunto. Cada uno consta de una cubrición piramidal. Además los lados de cada figura se encuentran pintados con gran colorido. El complejo del Castro no responde a un diseño preconcebido de una sola vez. Nacieron sin un orden de realización, posibilitados por esfuerzos y recursos, más bien patrióticos, y con dificultades de todo tipo. Con la creación del Laboratorio de Formas de Galicia, se diseñan las líneas estructurales básicas para la recuperación de la memoria histórica. Así, además de emprendimientos para producir y reproducir objetos industriales, se debía recoger para su estudio y divulgación la obra y documentación del movimiento renovador del arte gallega a partir de Castelao; promocionar y difundir el estudio de la historia contemporánea de Galicia; recuperar la imagen de Sargadelos donde hace 200 años se diseñó una empresa industrial pionera en planteamientos jurídicos y éticos que constituyen un referente; mejorar la imagen de la información y de la comunicación y realizar y apoyar todo tipo de investigación que tuviese Galicia en su horizonte.

Ver noticia completa aquí.