A Curota

A Curota

La poca distancia hasta el mar, con un fuerte desnivel en prácticamente todas las direcciones, y el carácter peninsular de Barbanza convierten a estos altos, aunque no lleguen a superar los 500 metros de altitud, en unos magníficos puntos de observación.
Junto a la carretera de subida hacia A Curota está el mirador de A Curotiña (dedicado al escritor Valle Inclán), desde el que se divisa una panorámica de A Pobra do Caramiñal, inmediatamente debajo, y el conjunto de la Ría de Arousa. Siguiendo el ascenso se llega hasta la base del Mirador de A Curota. Aunque hasta este punto se puede acceder en coche, para llegar al mirador hay que subir unos metros por unos escalones, por lo que las personas con problemas de movilidad no pueden llegar hasta arriba. Desde el mirador de A Curota se puede contemplar todo el conjunto de la comarca de A Barbanza, el Parque Natural del complejo dunar de Corrubedo, y las Rías de Arousa y de Muros-Noia.
La carretera continúa hacia Os Forcados (620 m de altitud), donde existe otro mirador, pero el último tramo sólo es accesible a pie o con un vehículo todo-terreno.

Acceso

Desde A Pobra do Caramiñal salir en dirección a Corrubedo (AC-302), hasta llegar al lugar Cruceiro de Moldes (aproximadamente en el km. 4). Allí parte un desvío señalizado que asciende hacia los miradores.